Durante esta temporada anómala que estamos viviendo, seguramente la mayoría de personas nos sentimos embargados por un cúmulo de sensaciones. La incertidumbre, el enfado, la tristeza y el miedo se mezclan con la alegría, el amor y la esperanza. En esta montaña rusa emocional, que unos llevaremos mejor y otros peor, la Aromaterapia puede ser un aliado muy interesante a tener en cuenta.

La Aromaterapia, el uso de aceites esenciales (a.e.) naturales provinientes de plantas, es una herramienta terapéutica potente, profunda, y muy compleja si se desea dominar en todos los ámbitos que abarca: físico, mental y emocional.
Pero vamos a hacerlo sencillo y os explicaremos cómo utilizar de forma fácil unos cuantos aceites esenciales que nos pueden ayudar a sobrellevar mejor los estados de estrés, nerviosismo, confusión o letargia que tal vez nos invadan en estos días y de los que es difícil escapar.

¿Qué aceites esenciales pueden ayudarnos ante la ansiedad, el nerviosismo o el estrés?

De los cientos de a.e. que existen, os proponemos algunos, elegidos por sus efectos y por su bajísima toxicidad. Aún así, deben tratarse con precaución, no ingerirlos, evitar que toquen las mucosas y/o la piel, y tener claro que no son substituto de ningún tratamiento médico.

Los aromas cítricos, en general, son perfectos para utilizar en casa como ambientador. Nos aportan luz y alegría, y son aromas que normalmente agradan a todos, convirtiéndose en una buena elección para toda la família. Pero no son los únicos.

BERGAMOTA (Citrus bergamia):
Es una de las esencias más recomendadas en aromaterapia para los estados depresivos. Su aroma fresco e intenso es capaz de ayudarnos a encontrar la alegría en nuestro interior. Como todos los cítricos, es estimulante, nos permite mantenernos activos, pero a la vez calma el sistema nervioso, por lo que está indicada para personas que estén pasando por períodos de estrés.

LIMÓN (Citrus limonum):
Una esencia muy común, pero no por ello poco importante. Posee multitud de propiedades, pero aquí vamos a destacar únicamente su efecto como «antiséptico emocional». Nos ayuda cuando la mente no piensa con claridad, cuando necesitamos «limpiarla» de pensamientos que nos colapsan. Como cítrico que es, aporta luz y sensación de alegría.

NARANJA (Citrus sinensis):
Su aroma cítrico, también lleno de luz, es más cálido y dulce que el limón.
Las especies de naranjos que se utilizan habitualmente en Aromaterapia comparten la propiedad de ser muy sedantes y calmantes del sistema nervioso, pero sin dejarnos adomecidos. Nos ayuda a estar felices, contentos y activos sin perder nuestra paz interior.

AZAHAR (Citrus aurantium):
El aceite esencial que se extrae del azahar, las flores del naranjo amargo, se conoce también como Neroli. Su excelente aroma nos transporta a un estado de relajación y nos abre el corazón. Muy indicado en estados depresivos, crispados y/o ansiosos. Su único inconveniente es su elevado precio.

HIERBABUENA (Mentha spicata):
El aroma vivo, fresco y estimulante de las mentas, nos envuelve sólo con pensar en ellas. En el caso de la hierbabuena, además, se percibe un dulzor que la hace especial, más cálida. Cuando la mente está saturada, cuando no conseguimos concentrarnos, las mentas se abren paso, nos despiertan, revitalizan y nos ayudan a ver más claro.
Son algo irritantes, así que si hay niños menores de 3 años, mejor no vaporizar menta por precaución.

SALVIA ROMANA (Salvia sclarea):
También denominada amaro, posee uno de los aromas más particulares que encontramos en nuestra flora. Utilizada desde la antiguedad por sus múltiples propiedades, vamos a destacar, en este caso, su efecto euforizante, que nos puede ayudar a crear un ambiente «festivo». También se recomienda ante estados depresivos.

YLANG-YLANG (Cananga odorata):
Clasificado como afrodiasiaco, tiene un aroma tan intenso y voluptuoso que debe usarse con moderación. Puede incluso ser excesivo si abusamos de él, pero vale la pena tenerlo en cuenta en casos de nerviosismo, estrés o insomnio. Su efecto calmante sobre el sistema nervioso lo hace un buen candidato a tener en casa.

¿Cómo utilizar en casa los aceites esenciales sin contraindicaciones?

Tan sencillo como oliéndolos.
Cada aceite esencial tiene su personalidad y sus propiedades, que a menudo son muchas y muy variadas, así que nos centramos en qué queremos mejorar y elegimos el aroma adecuado para nosotros. Una vez escogido, os proponemos 3 opciones muy sencillas:

1) Oler directamente el aroma del botecito de un a.e., haciendo 3 ó 4 inspiraciones.

2) Añadir el/los a.e. sobre flores secas o soportes (mejor naturales), que se convertirán en un «objeto ambientador»

3) Difundir el aroma por la casa o la habitación, creando un ambiente que nos ayude, tanto a nosotros como a las personas con las que convivimos.
Si no disponemos de difusor de aromas, que son artefactos ya diseñados para ese fin, podemos crear uno casero reciclando un spray, que idealmente debe ser de vidrio. Un envase de perfume que permita el reciclaje, por ejemplo.

Creando nuestro difusor casero:

– Añadimos agua, pero sin llenar del todo el envase, porque debemos poder agitar antes de usarlo.

Añadimos las gotas de a.e. En Aromaterapia la concentración a la que se utilizan los a.e. es muy importante, por lo que el número de gotas dependerá de la capacidad del envase. Os recomendamos una concentración estándar (del 2,5%), por tanto, si el envase es de 50 ml. introduciremos un máximo de 25 gotas. Si la capacidad es de 100 ml. el máximo número de gotas de a.e. será de 50.

Los aceites esenciales no se mezclan con agua, así que agitamos bien antes de cada vaporización.

Una nota antes de empezar a usar aceites esenciales:

Es importante que el aroma que elijamos para ambientar nuestra casa o bien para inhalar cuando lo necesitamos, nos guste. Es así como se convertirá, además, en un placer.
Si puedes empezar … ¡No esperes más!

 

Marifé López y Arseni Sánchez

Espai Manual

5 Comments

  • Rosa
    Posted 15/04/2020 4:20 pm 0Likes

    Moltes gràcies

  • Sonia
    Posted 16/04/2020 1:43 pm 0Likes

    Muy interesante.
    Los olores están muy relacionados con sensaciones y recuerdos, y olores que en un momento dado no te gustaban o te encantaban, dependiendo de tu estado emocional puedes percibirlos completamente diferentes. Yo llevo un tiempo usando el aceite esencial de pachuli, que antes era un olor que no me gustaba nada, y en cambio ahora me lo coloco en las muñecas y lo utilizo también con difusor en casa y en el trabajo.
    Un abrazo grande. Sonia

    • EspaiManual
      Posted 21/04/2020 12:48 pm 0Likes

      Gracias Sonia!
      El aroma denso del pachuli es realmente muy especial, casi animal y misterioso. Es uno de los aceites esenciales que están indicados para potenciar y profundizar en la meditación.
      !Un fuerte abrazo para ti también!

  • Yanella
    Posted 25/04/2020 5:10 pm 0Likes

    Estoy enamorada de la aromaterapia y los a.e. , y has sido tu 💓
    Gracias

Deja un comentario