En el mundo de las Técnicas Manuales, muchas de ellas de origen milenario, apareció el Drenaje Linfático Manual (DLM) de forma discreta y reciente. Poco a poco se ha creado un destacado y merecido lugar. Hoy en día es una de las técnicas manuales de mayor demanda, tanto en el campo médico como en el ámbito de la estética y el bienestar.
Su función básica radica en estimular el sistema linfático, mejora el sistema circulatorio en general  e incide beneficiosamente sobre el sistema inmunológico, pero sus efectos no acaban aquí. También influye poderosamente sobre el sistema nervioso, sistema digestivo y el sistema muscular.  

El organismo humano posee una red circulatoria extraordinaria, y en este complejo sistema de transporte de líquidos, encontramos la sangre y la linfa. El sistema linfático y el sistema circulatorio sanguíneo están íntimamente conectados y dependen el uno del otro.
Justo bajo la piel  tenemos un enorme despliegue de capilares linfáticos, y es sobre ellos que actúan la mayoría de maniobras del DLM, básicamente sobre el tejido intersticial
Las características físicas y fisiológicas del sistema linfático determinan que para que las maniobras del DLM sean eficaces deben ser suaves, lentas, rítmicas, empujando la piel sin resbalar y con una secuencia de proximal a distal. Si en la aplicación se presiona en exceso, colapsamos los capilares linfáticos. Si se trabaja a velocidad inadecuada, no activaremos el movimiento propio de este sistema. Si no se secuencia de proximal a distal, no vaciaremos correctamente las zonas afectadas y por tanto no se obtendrá el beneficio que se busca.
Las maniobras se aplican sobre la piel, que es el órgano que primero recibe los saludables efectos de esta técnica. Después, al activar al sistema linfático, siempre beneficiamos al sistema inmunológico, ya que muchas estructuras linfoides tienen funciones inmunitarias. Además, las células defensivas utilizan el medio de transporte que le brinda el sistema linfático para moverse por todo el organismo.

 

¿Cómo influye el DLM sobre los otros sistemas corporales, además del sistema circulatorio (sanguíneo y linfático) y el inmunológico?  

Si seguimos las premisas adecuadas para un buen trabajo de DLM, tendremos siempre un efecto sobre la piel, el sistema linfático, sanguíneo e inmunológico, pero, ¿cómo se ven influenciados los otros sistemas?

Sobre el Sistema Nervioso:

Se ha comprobado que el DLM ejerce un efecto simpaticolítico sobre el sistema nervioso, es decir, disminuye la actividad del sistema nervioso vegetativo simpático. Esto implica una activación del sistema nervioso vegetativo parasimpático, que lleva consigo un importante efecto de relajación. Es por este motivo que el DLM está indicado en casos de estrés, ansiedad, insomnio y nerviosismo.
En estos casos es necesario un buen trabajo de DLM sobre cuello completo, cara y abdomen.

Imagen cedida por la Dra. Adora Fernández y Conxita Lozano, profesoras de drenaje linfático manual en Espai Manual

Sobre el Sistema Digestivo:

El sistema digestivo es el segundo cerebro. Actualmente ya se conoce la estrecha relación causa-efecto entre estrés y alteraciones digestivas. A nivel práctico se ha comprobado que disminuir los niveles de ansiedad mediante DLM consigue “regular” alteraciones digestivas que son consecuencia del estrés. En estos casos, al igual que en el caso anterior, es necesario trabajar cuello completo, cara y abdomen.

Sobre el Sistema Muscular:

Cuando existen sobrecargas musculares y contracturas, pensamos inmediatamente en la técnica de Quiromasaje, pero el DLM también puede ser de gran ayuda, e incluso estar más indicado en ciertos casos.  Si la contractura tiene componente inflamatorio, el DLM estará indicado y el Quiromasaje contraindicado. Si tenemos dudas al respecto, preguntamos al usuario si su contractura mejora o no con el movimiento. Si su dolor muscular mejora con el movimiento, el Quiromasaje será la técnica de elección; si por el contrario, empeora con el movimiento, el DLM será la mejor técnica a aplicar.
Cuando se produce una inflamación se genera un desequilibrio de los líquidos en esa zona. Cuando el sistema linfático funciona correctamente será capaz de asumir el trabajo extra que supone esa alteración y en poco tiempo volverá al equilibrio, pero puede ser que ese desequilibrio altere tanto al sistema circulatorio, que el sistema linfático no sea capaz de realizar su función al completo y sea necesaria la ayuda externa mediante DLM.

Imagen cedida por la Dra. Adora Fernández y Conxita Lozano, profesoras de drenaje linfático manual en Espai Manual

¿En qué casos está indicado la aplicación del Drenaje Linfático Manual (DLM)?

  • Elegimos el DLM como técnica a aplicar ante un desequilibrio hídrico en el organismo, una acumulación de líquido en los tejidos (edema), como consecuencia de una mala actuación del sistema linfático. El DLM forma parte del protocolo de actuación ante linfedemas, tanto primarios como secundarios
  • Cuando existe una circulación sanguínea deficiente, el sistema linfático puede acabar sobrecargado y es muy probable que se acumule líquido intersticial (edema)
  • Ante procesos inflamatorios no infecciosos, por ejemplo tras una intervención quirúrgica o un traumatismo
  • Hematomas. Se reabsorben por vía linfática. Al aplicar DLM conseguimos una más rápida reabsorción
  • Alteraciones dermatológicas como acné, couperose, caída del cabello, queloides
  • Transtornos del aparato digestivo como estreñimiento, meteorismo, flatulencias
  • Lumbalgias, tortícolis espasmódica, dolores musculares agudos
  • Estrés, insomnio

¿El DLM tiene contraindicaciones?

Como cualquier otra técnica manual, tiene sus contraindicaciones. Las contraindicaciones absolutas son:

  • Siempre que un médico contraindique su aplicación
  • Cáncer
  • Infecciones
  • Trombosis, flebitis y tromboflebitis
  • Edema cardíaco
  • Insuficiencia renal
  • Crisis asmática

Esperamos que esta maravillosa técnica manual tenga todavía mucha más visibilidad, tanto en el ámbito médico como en el estético y de bienestar. Los resultados que consigue lo merecen.
En Espai Manual formamos profesionales en Drenaje Linfático Manual método Vödder, en nivel inicial y también en cursos de 2º nivel o avanzados. Si deseáis más información sobre esta técnica, tanto a nivel formativo como de tratamientos, podéis poneros en contacto con nosotros:

Espai Manual: info@espaimanual.com
Tlf.: 931 394 679 // 610 522 023 

Marifé López y Arseni Sánchez
Espai Manual

 

 

Deja un comentario