Las mentas forman parte de nuestro paisaje y hoy en día pueden encontrarse fácilmente en los dos hemisferios terrestres. A nivel coloquial, todas las mentas parecen iguales, pero no lo son. Aproximadamente se conocen unas 35 especies diferentes. Una de las mentas más conocidas es la menta piperita (Mentha piperita), tanto por sus múltiples usos a nivel farmacológico como alimentario. Es un híbrido entre la menta acuática (Mentha aquatica) y la hierbabuena (Mentha spicata).

¿Alguna vez has pisado o estrujado hojas de menta entre tus dedos?
Si es así, seguro que has podido apreciar el aroma característico de esta planta.
La tradición greco-romana la incluye en su mitología, con una historia propia, la de la ninfa Mente:

Hades, el Dios del inframundo amó a la ninfa Mente (o Minta). La describen como una náyade muy hermosa, con un aroma increíblemente delicioso y dulce. La mujer de Hades, Perséfone, hija de la Diosa Deméter, lo descubrió y la Diosa, como castigo, aplastó a Mente pisoteándola con sus sandalias. Para intentar remediar la agresión, Hades la convirtió en una planta, la menta, que al ser aplastada o estrujada exhala su intenso y maravilloso aroma.

La menta, según Dioscórides (médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia), incita a los placeres amorosos, pero es un afrodisíaco complejo, ya que en exceso provoca el efecto contrario.  También tenía la reputación de volver estériles a las mujeres, e incluso convertirse en abortivo.

Actualmente sabemos que en la composición del aceite esencial de menta, entre otras muchas familias químicas diferentes, se encuentran cetonas, unas moléculas hepatotóxicas e incluso abortivas si realmente se abusa de estos compuestos, así que en Aromaterapia está contraindicado el uso de este aceite esencial en mujeres embarazadas.

¿Qué precauciones debo tener para utilizar este apasionante aceite esencial?

La primera precaución es conocer las características, propiedades, indicaciones y sobre todo contraindicaciones de los aceites esenciales que se vayan a utilizar. Respecto al aceite esencial de cualquier especie de menta, debe tenerse en cuenta las siguientes contraindicaciones:

  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres en época de lactancia
  • Bebés y en niños menores de 3 años
  • Personas con crisis respiratorias agudas
  • Mejor no utilizar en difusión durante prolongados períodos de tiempo
  • Es algo irritante, así que la concentración a la que se recomienda su uso en las mezclas, debe ser baja
  • Únicamente se utiliza puro, sin diluir, en algunos casos muy concretos

 ¿Cuáles son sus Indicaciones principales?

  • Es un aroma muy estimulante, a todos los niveles. Nos despierta y nos activa
  • Favorece la concentración (sobre todo el aceite esencial de Mentha piperita)
  • Es mucolítico, ayuda a licuar la mucosidad. Está indicado en catarros y sinusitis
  • Evita el mareo. Está indicado si eres de los que se marea en el coche
  • Mejora la digestión. Activa el movimiento peristáltico del tubo digestivo
  • Es vasoconstrictor. Ideal en mezclas para masaje en piernas cansadas
  • Ayuda a activar la circulación sanguínea. Ideal en mezclas para masaje en piernas pesadas y cansadas

Cómo utilizarlo en Técnicas Manuales:

Quiromasaje de extremidades inferiores, sobre todo ante problemas de insuficiencia venosa leve

  • Mezcla de Aromaterapia

Aceite vegetal: semilla de uva (50 ml.) + calófilo (50 ml)

Aceites esenciales:

  • Ciprés (Cupresus sepervirens): 15 gotas
  • Romero alcanfor (Rosmarinus officinalis): 15 gotas
  • Limón (Citrus limonun): 12 gotas
  • Menta (Mentha piperita): 8 gotas

Masaje para cefalea

  • Mezcla de Aromaterapia

Aceite vegetal: aceite de almendras dulces (50 ml)

Aceites esenciales:

  • Lavanda (Lavandula angustifolia): 10 gotas
  • Albahaca (Ocimum basilicum): 5 gotas
  • Menta (Mentha piperita): 10 gotas

Además de trabajar con quiromasaje adecuadamente la espalda, cráneo y zona facial, insistiremos sobre las sienes y zona occipital específicamente con esta mezcla. Si el dolor es intenso podemos dar a oler el aceite esencial de menta puro, para aumentar el efecto.

Mezcla antiálgica para masaje

  • Mezcla de Aromaterapia

Aceite vegetal: oleato de árnica (50 ml.) + oleato de hipérico (50 ml.)

Aceites esenciales:

  • Menta de campo (Mentha arvensis) posee el doble de mentona que la menta piperita, así que su efecto antiálgico es mayor: 10 gotas
  • Clavo (Syzygium aromaticum): 3 gotas
  • Romero (Rosmarius officinalis, quimiotipo alcanfor)
  • Lavanda (Lavandula angustifolia)

 

Marifé López
Directora y profesora en Espai Manual

Deja un comentario