¿Por qué un curso de Osteopatía en fin de semana?

Si alguna vez te has planteado qué diferencia existe entre las formaciones convencionales intersemanales y los cursos que se realizan en fines de semana, aquí tienes algunas explicaciones que den respuesta a esa pregunta.

La Osteopatía es una disciplina manual que requiere de estudio y esfuerzo para poder dominar sus técnicas y aplicarlas correctamente. En otros países es una carrera universitaria, de 4-5 años, con prácticas en hospitales y centros de salud.

Así pues, ¿cómo se puede confiar en que unas clases impartidas en fin de semana garanticen una correcta formación en una modalidad de tal calibre? La respuesta es simple: No se puede. Como tampoco una formación presencial más continuada es garantía de excelencia.

La diferencia entre un tipo de curso y otro es la disponibilidad de tiempo de los alumnos. Aquel que disponga de horas libres al día de lunes a viernes quizás pueda asistir 4-5 horas en un horario determinado (no de libre elección). Aquellos que no disfruten de esta disponibilidad, pero tengan la misma inquietud e implicación para estudiar y ser un osteópata , pueden optar a realizar un curso en fin de semana, el cual se extiende durante 4 años.

Naturalmente, este tipo de cursos requieren de una gran disciplina. No es sencillo vencer a la deriva de no tener la obligación de asistir a clases. Pero al mismo tiempo refuerza los hábitos del futuro profesional osteópata de seguir formándose de manera autónoma, adquiriendo los hábitos necesarios para la investigación y la capacidad de crítica.

Concretamente, el curso que se imparte en Espai Manual requiere del alumno un trabajo continuado en casa, supervisado por un profesor osteópata titular, y en el que se aplicarán los contenidos aprendidos en clase. A pesar de ser un curso práctico, esta práctica se fundamenta en unos conocimientos teóricos, los cuales dan sentido a la aplicación y combinación de las técnicas. La ventaja para estos alumnos radica en la propia gestión del trabajo autónomo, tanto a nivel de tiempo como de intensidad, a la vez que siguen estando guiados por profesionales.

Los pensamientos que imagino que en este momento debe tener el lector son: “Vale, todo esto está muy bien, pero si tú tuvieras tiempo, ¿qué harías? ¿Qué tipo de curso estudiarías?” Es una buena pregunta, con otra respuesta fácil: Con tiempo, haría un curso presencial en cualquiera de los países en los que la Osteopatía es carrera universitaria. Puestos a pedir…

Bromas aparte, me plantearía mi situación personal, tanto presente como en un futuro a medio plazo. Os aconsejo que os hagáis las siguientes preguntas:

  • ¿Dispongo de tiempo y dinero?
  • ¿Cómo estoy a día de hoy y cómo estaré de aquí a un mes? ¿Y dentro de un año?
  • ¿Mi trabajo me permite dedicar 4-5 horas cada día para asistir a unas clases en un horario determinado?
  • ¿Me puedo saltar algunas clases?
  • Además de las clases ¿Tengo tiempo para estudiar en casa? (Por norma general, una hora de clase necesita de una hora de estudio autónomo).
  • ¿Me conozco a mí mismo? ¿Cuál es la mejor manera de estudiar para mí?

Como se puede observar, hay que considerar unas cuantas cuestiones antes de tomar una decisión sobre el formato del curso a realizar. Puede que hoy nos podamos permitir asistir a clase porque estamos en paro, pero tal vez dentro de 7 meses tengamos un trabajo de horario fijo. Puede que podamos asistir a clase, pero luego no tengamos tiempo suficiente para poder estudiar los conceptos que nos han enseñado. O tenemos algo de tiempo libre, que no coincide con el horario del centro. Simplemente puede ser que la mejor forma de asimilar conceptos sea desarrollando trabajos y con práctica, antes que con la asistencia a clases.

La respuesta a la pregunta inicial son todas las preguntas que os acabo de plantear. Los estudios para ser osteópata implican un total de 4 años (ver el plan docente de Espai Manual), por lo que no se trata de hacer un esfuerzo durante un mes. Requieren planificación y sopesar diferentes factores, la mayoría de los cuales seguramente escaparan a nuestro control.

La tarea de formarse ha de ser fluida, y en un entorno que facilite nuestro esfuerzo. Creo profundamente que en esto radica la consecución de nuestras metas.

R. MIr
Osteópata y profesor de Osteopatía  

Deja un comentario