Utilizamos las manos para realizar Quiromasaje, prácticamente en todas las áreas corporales, pero…. ¿Cómo podemos aplicar Quiromasaje a las manos?

Las manos son una de las partes de nuestro organismo que han ayudado a crear el mundo tal y como lo conocemos. Gracias a este increíble “instrumento”, el ser humano ha construido todo lo que le rodea.

Durante el desarrollo embrionario, las manos se empiezan a gestar a partir de la 8ª semana y se completan entre la 11ª y la 14ª. Su complejidad anatómica es necesaria para las funciones que desempeña, siendo evidente esta complejidad tanto por el nivel de precisión de los músculos que la forman, como por la abundancia de terminales nerviosos que allí se cocentran, entre ellos los del tacto, que se acumulan en gran cantidad, sobretodo en la punta de los dedos.

Durante nuestra evolución, al adoptar la posición bípeda, los humanos perdimos la posibilidad de oponer el dedo gordo del pie (mientras otros simios sí la conservaron), pero aumentamos las habilidades con nuestras manos, debido precisamente a tener el dedo pulgar en oposición al resto de dedos, lo que nos otorga mayor precisión y sensibilidad en los movimientos. En los humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, el pulgar puede tocar los demás dedos, desde su punta hasta su base. La extraordinaria movilidad del pulgar nos permite sujetar estructuras de diferente forma y tamaño, con fuerza o con suma delicadeza.
De esta actuación de fuerza o presión con el dedo pulgar, que realizamos diariamente cientos de veces, pueden aparecer las sobrecargas que afectan, entre otros, a los músculos intrínsecos de la zona:

  • Oponente del pulgar
  • Abductor corto del pulgar
  • Flexor corto del pulgar
  • Aductor del pulgar

Hay muchas profesiones que requieren el uso de distintos instrumentos dentro de su ámbito de trabajo  (ratón en informática, secador en peluquería, etc.), generando tensión en esta zona de la mano.

En este artículo queremos explicar cómo podemos trabajar los grupos musculares que se ven afectados y ayudar así a descargar la tensión muscular, producida por el uso de forma excesiva o incorrecta de dichos músculos.

1º Prevención:

“Mejor prevenir que curar”, este dicho se adapta perfectamente a estos casos de sobrecarga de la musculatura de la mano, sobretodo los músculos de la eminencia tenar (perteneciente al dedo pulgar).
Lo ideal sería realizar una serie de ejercicios de preparación, con las mano y los dedos, antes de comenzar el trabajo diario. Dentro de nuestro curso de Quiromasaje explicamos y enseñamos una “gimnasia de manos” que se adaptaría perfectamente para este fin.
Desarrollamos aquí, a modo de muestra, dos de los ejercicios más aconsejables para la preparación del pulgar:

  • Abanico: con las manos bien abiertas en forma de “abanico”, comenzaremos a cerrar los dedos desde el meñique al pulgar. Seguidamente abriremos la mano en sentido inverso, comenzando por el pulgar.
    Volveremos a tener la mano completamente abierta. Partiendo de esta posición, empezaremos a cerrar los dedos, pero esta vez desde el pulgar y la abriremos entonces desde el meñique.  Esta secuencia la repetiremos varias veces, trabajando las dos manos a la vez.

 

 

 

 

  • Círculos con el pulgar: partiendo de la posición de puño cerrado, yema del pulgar en contacto con el índice, comenzaremos a realizar círculos del pulgar sobre el índice, siempre hacia afuera, con la máxima amplitud posible.

 

 

 

 

2º Masaje:

La sobrecarga de la musculatura tenar puede desencadenar, además de dolor, patologías tendinosas que dificultarán el movimiento fisiológico de la mano. Para evitarlo os mostramos una pauta de masaje que ayudará a relajar el tono muscular, disminuyendo así la molestia en la zona y previniendo posibles tendinopatías.

El trabajo se realizará en toda la extremidad superior, incidiendo en la zona afectada.

  • Roces suaves
  • Vaciaje venoso
  • Amasamiento digital
  • Amasamiento pulpopulgar
  • Vaciaje venoso
  • Presiones deslizantes sobre la zona tenar e hipotenar de la mano
  • Miotensivas para los grupos musculares afectados
  • Masaje en estiramiento
  • Vaciaje venoso
  • Estiramientos musculares
  • Roces suaves

La frecuencia de este tratamiento estará directamente ligada al dolor y la limitación de la movilidad del dedo pulgar. Hay que tener presente que si existiese patología inflamatoria, el trabajo anteriormente citado estaría contraindicado y sería necesario la valoración y el diagnóstico médico.

Recordad también que el uso de la crioterapia puede ser de ayuda puntual en estos casos y que debemos aplicar el hielo con las precauciones y la pauta adecuadas.

En todo caso, no es necesario esperar a sufrir molestias por sobrecarga en nuestras manos para poder disfrutar de un Quiromasaje en ellas. Estas extraordinarias herramientas que utilizamos de forma constante, son muy agradecidas a un masaje relajante de descarga muscular, independientemente de la profesión que se ejerza y del uso que se les dé.

 

Arseni Sánchez
Espai Manual
C/ Casanova 31
08011 Barcelona

 

2 Comments

  • Toni Rodrigo
    Posted 18/04/2019 5:12 pm 0Likes

    Les meves mans, el meu capital

    Una abraçada

Deja un comentario